images 1La orden de protección es la principal medida judical que se puede acordar para proteger la integridad de una mujer víctima de violencia de género y puede ser solicitada ante: los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado; en Juzgados y Fiscalías; y en las Oficinas de Atención a Víctimas de violencia machista.

La orden de protección la concede el juez o jueza, si considera que hay una situación de peligro real para la mujer, después de haber oído, por separados, a la supuesta víctima y al presunto agresor.

Las consecuencias penales que puede suponer la concesión de una orden de protección son: prohibición de aproximación y comunicación con la víctima; prohibición de acudir a determinados lugares; prohibición de residir en un determinado lugar. 

En AEG Abogada, despacho referente en Sevilla por la lucha contra la violencia de género, somos especialistas en la asistencia jurídica a víctimas de violencia contra la mujer, encargándonos, estando entre nuestras funciones la solucitud y seguimiento de la tramitación de la orden de protección en casos de maltrato